Turritopsis nutrícula: la medusa que no teme a la muerte

  • Nombre: Turritopsis nutrícula
  • Hábitat: Originaria del caribe
  • Tamaño: de 0,2 a 0,4 mm

La medusa conocida como turritopsis nutricula es una de las primeras especies descubiertas que pueden volver a su juventud una vez son adultas. Y este ciclo de volver a la juventud lo pueden realizar una y otra vez, por lo que se consideran inmortales.

El proceso celular mediante el cual vuelven a ser sexualmente inmaduras, se conoce como transdiferenciación. En la edad adulta, la turritopsis se deja caer al fondo del mar, como si hubiese fallecido. Pero en lugar de morir, la medusa se transforma y sus órganos y sus músculos desaparecen. Y en unas pocas horas, su cuerpo se funde hasta no ser más que un montón de células no diferenciadas.

Estas células se van reorganizando de forma progresiva, comienzan a crecer las ramificaciones y van tomando las formas de un nuevo pólipo.

Al invertir el curso normal de su vida, la medusa rejuvenece. Y como pueden repetir este ciclo de forma indefinida, se consideran inmortales.

¿Sabías qué?
Su ubicación geográfica es de lo más variada, se encuentra en todos los océanos del mundo, aunque es originaria de los mares del caribe. Vive en aguas templadas o tropicales y se cree que esta colonización de la turritopsis se produjo por los barcos que descargaban los tanques de lastre en todos los mares del mundo

Características de la Turritopsis nutrícula

El cuerpo de esta medusa es casi invisible, mide entre 0,3 y 0,4 mm (casi medio centímetro), su figura es acampanada, en su interior su estómago es de color rojo brillante.

Se puede distinguir a los especímenes jóvenes de los adultos no sólo por su tamaño, sino también por sus tentáculos. Las T. nutrículas jóvenes poseen 8 tentáculos, mientras que los adultos pueden llegar a tener entre 80 y 90 tentáculos. Las turritopsis se hacen adultas en un período de aproximadamente unas semanas.

 

¿Cómo se reproducen y se desarrollan estas medusas?

En cuanto a su reproducción, estas pequeñas medusas tienen género tanto masculino como femenino. El macho riega su esperma dentro del agua y entran en contacto con los huevos presentes ya en el estómago de la hembra. Más tarde, se transforman en plántulas libres y se separan del cuerpo de la madre.

Estas plántulas flotan en la superficie del agua por poquitos días y se acaban asentando (generalmente) sobre rocas. Es en este momento cuando estas plántulas germinan y dan lugar al pólipo. Los pólipos son microscópicos y se alimentan de placton y zooplacton.

Poco a poco, el pólipo va formando pólipos idénticos hasta formar una colonia.Todos estos pólipos están conectados a través de pequeños tubos de alimentación, por los que reciben la misma cantidad de nutrientes.

La colonia de pólipos puede permanecer en esta etapa durante años.

Cuando las condiciones son las óptimas, aparecen unos surcos horizontales en la colonia de pólipos. El surco de la parte superior es el más rápido en madurar, entonces se libera y se convierte en una medusa.

La T. nutrícula se transforma de nuevo a su estado de pólipo cuando se generan situaciones consideradas de “estrés”, como por ejemplo, un cambio brusco en la temperatura del agua, un aumento de la salinidad, una reducción de la concentración de oxígeno o incluso una carencia de alimentación en la zona en la que habita

Por último, vamos a mostraros un vídeo sobre la turritopsis, para que podáis seguir aprendiendo todos los detalles sobre uno de los animales más raros que pueblan la tierra.